Últimas cinco calles

Me sorprendí viéndome a mí mismo. Es como si uno estuviera siguiéndose en un helicóptero silencioso una altura de diez metros. Pude ver mi propio caminado, mis gestos. Para ser honestos, me miraba bien.

Allí iba yo, llegando a la esquina del Conservatorio y tercera avenida. Doblé la esquina y me dirigí hacia el sur.

Cuando llegué a la sexta calle, iba cruzando la chava de la tienda fotográfica. Me encanta cómo se mira en pantalón de uniforme con su caminar decidido.

Como siempre me le quedo viendo. Pasa a mi par pero ahora veo lo que nunca había visto: ella huele mi aroma. Es decir, como olfatea uno a alguien del sexo opuesto. Lo hace con un movimiento leve y escondido, pero lo hace. “Le gusto a la desgraciada”, me dije con una sonrisa.

Seguí mi camino. Encuentro un par de patojos drogadictos que me piden pisto. Les doy unas fichas para que me dejen tranquilo; me sacan la madre a mis espaldas cuando se alejan. Malcriados.

Es curioso cómo volteo a ver cuando cruzo la calle. Casi ni muevo la cabeza, sólo hago un reojo y decido si continuar o parar.

Los cieguitos de Prociegos, vendiendo su lotería Santa Lucía. La verdad, no creo en esas cosas de la suerte, aunque tengo un par de primos que se sacaron buena feria en la lotería. Pero es definitivo, no compraré billetes.

En la agencia de viajes hay un par de chavas que están buenas. Las busco con la mirada. Por no poner atención al camino me tropiezo, qué bruto que soy. Me miro chistoso cuando volteo para todos lados preocupado de que alguien me haya visto. Suerte que no había nadie en la calle.

Cuando llegué a la décima calle, no me di cuenta que la Suburban venía a toda velocidad. En vano me grité para avisarme. Al ir cayendo, escucho un par de gritos de la gente que va pasando. Quedé ahí tirado, en medio de la calle. Lo vi todo, y no pude hacer nada.

12 Comments

  1. Pues que he caido en tu Blog, le he dado una leía en general, me ha gustado tu estilo para escribir, entraré seguido.
    Ah, porque no le hablas a la chica de la tienda fotográfica?

  2. Jules: bienvenida, muchas gracias por tu concepto. Vení las veces que querrás. Con respecto a la chava, estaremos trabajando.

    Gerson: buena onda, saludos para vos también.

  3. alli, que bien, leyendote te vi caminando por el centro, segui asi, me gusta ver la ciudad a travez de otros.
    (+ dibujos pronto)

  4. Muy buenas… JJ, desde hace tiempo que ando metido en la red pero hay veces que no se encuentra nada bueno, el chat, paginas de musica, buscadores, porno, etc, pero hoy creo que me siento orgulloso de mi país, navegando encontre este sitio y me parece fantastico, me encanto este relato y es lo típico de nosotros y cuando digo nosotros creo que no me refiero solamente a los Chapines si no a los latinos. Saludos jocker X18e07l04a.

  5. Ale: buena onda, ¿como que se siente un poco más a Guatemala cuando anda uno afuera, no? Es bueno saber que vendrán más dibujos.

    Jocker: Muchas gracias por tus palabras, es verdad, a pesar de que Internet es grande, a veces es poco lo que vale la pena. Me alegra que te haya gustado el relato y el sitio. Bienvenido.

  6. quedarse apabilado es algo con lo k se disfruta pero hay k tener tiempo para ello….la impaciencia es una virtud k hay k controlar desgraciadamente

  7. hola mi nombre es Alan y me gustaria conocer chicas de aqui de xela o algun lugar lejano a este, mi correo es BARRABAS_555@HOTMAIL.COM para poder un noviazgo, amistad, una aventura o lo que quieran, la edad es de 14 en adelante yo tengo 15, espero que se comuniquen

  8. m ncanto tu historia ta re buena porfa contactat cnmigo yap? soi de chile t puedo pasarvarias historias exas por mi

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *