Pròxima estació: Can Vidalet

En el metro de Barcelona anuncian la llegada a cada estación en catalán. Como es parecido al español en ciertas cosas, se entiende bien, como pueden observar en el título. Una mujer dice pròxima estació y un hombre contesta anunciando el lugar. Otras veces es al revés: un hombre dice pròxima estació y la mujer contesta. La vocalización es neutra, sólo cumple con el requisito de anunciar con buena dicción y nada más. Salvo por la estación de Can Vidalet, en la línea 5, cuando es la voz masculina la que contesta.

Al anunciar Can Vidalet el cuate pronuncia como si estuviese recitando un poema, como si una sonrisa se le asomara cuando termina de pronunciar la n. Como si existieran signos de admiración; un poco discretos, eso sí. Después de haberlo escuchado ya un montón de veces porque es la estación que queda más cerca de donde estoy viviendo, estoy convencido de que el locutor estaba enamorado de alguien en Can Vidalet. La sonrisa que aparece cuando pronuncia la n se queda el resto de la vocalización, y cuando llega la i la grabación adquiere un tono primaveral romanticoide que no deja dudas. La ele está pronunciada de una manera segura, lo que me hace pensar que es correspondido, y por eso el tono primaveral romanticoide de la i. La d, por otra parte, da la impresión de que el cuate al principio sólo se la quería coger. Es decir, empezó a visitarla porque le gustaba su cuerpo, por esa su minifalda cortita cortita que se ponía en verano (cuando la conoció). Pero de tanto ir a su casa sin cogérsela, terminó enamorándose sin remedio. Para finalizar, el cuate no pronuncia la t, a diferencia de cuando la que dice el lugar es la voz femenina. Si hubiese terminado con una t categórica, me daría a pensar que se la pasa bien, pero que cree que la relación terminará. Creo que ese detalle es el que anuncia que el hombre de la voz del metro, se casará o piensa casarse con la doncella de Can Vidalet. Seguro que cuando ya lleve algún tiempo casado con la chica de Can Vidalet, ya no pronuncia igual.

20 Comments

  1. Jua!. Merce, Andy es un nombre que repito varias veces por día porque mi primo se llama así y me la paso pidiendole cosas: que compre la medicina del perro, que lea tal nota interesante, que me explique porqué se me secan las plantas. El pobre es casi casi mi hermano mayor así que me soporta estoicamente y me lleva el apunte. Y después te mando una grabación para que escuches como le grito!

  2. Hola Ginger, no se si te referís a mi, pero yo me llamo Andy, jajaja. Me acuerdo que chateamos un día cuando José joaquíín activó una reunión de bloggers virtual, jajaja.

    Si soy yo Andy al que buscás, mi correo es andy.sique@gmail.com

    Seguramente no es a mi, pero me hizo ilusión ver mi nombre así, jajajaja.

    Saludos a todos y José joaquín: Si preguntas en las oficinas del metro quien grabó los anuncios de las estaciones a lo mejor te miran con cara de que estás loco, eso no se me había ocurrido hasta ahorita, jajaja.

  3. Veo que os aburris muchiiiiisimo, para fijarse en como pronuncia una pesima grabacion con una malisima calidad de sonido no se puede apreciar la pronunciacion. Y que mas da como lo pronuncie :S molesta?¿? no se no entiendo esta anecdota la veo bastante o muy estupida.Yo tambien vivo en Can vidalet y e ido mucho en metro y no me parece que la diga a distinta pronunciacion a las demas. Para que estan los sudokus tio pos pa entretenerte en el metro no te rayes escuchando “proxima estacio….” esque me parto xD (FRIKISSS)

  4. La estación que me caga de la risa es la que va a Terrazas, “peu deu funicular” pero va…tampoco es aquello que tanto…no hay tanta gracia en BCN

  5. Que chorrada de anecdota, ruben pienso igual que tu, esto es patético, no creo que pase mas por aqui asi que puedes contestarme lo que quieras, entre hoy por casualidad y leí esta gilipollada y no he podido evitar mi opinion pa que darte un consejo y mi consejo es que cuentes anécdotas de verdad no esas cosas paranoias que se te meten en la cabeza cuando vas en el metro, pilla el bus colega jaja y deja de fumar porros que no te sientan bien.

    Suerte con tu blog

  6. Ay Dani y Rubén, que aguaos. Yo soy sudokista adicta pero me encanta leer a gente que vive light (y no light de cuento calorías freak) sino suave, y posteando anécdotas tan entretenidas como esta.
    Yo, pura mate y lógica (de esa gente freaky y que sabe que lo es), pero qué rico leer stress free.
    Cada quien se aburre con cosas distintas… creo que a mí me aburren solo los chistes tontos, que salen en las películas de ‘machote’ donde todos se doblan de la risa porque el gringo grandote se pegó un trancazo en la cara. Fuera de eso, tan entretenido que es todo lo demás. Ah, y la política sucks too.

  7. Yo defiendo los sudoku también, son mucho más sencillos de resolver que los crucigramas(que mi padre los resuelve en un abrir y cerrar de ojos, se las sabe todas), lo único que me molesta del sudoku es que mi esposo los resuelve mucho mas rápido que yo. Ni modo!

  8. muy divertida la anécdota. la verdad es que, poder sacar maravillas pequeñitas como este relato de algo que la mayoría de los muertos que habitan los trenes de la mayoría de las ciudades no aprecian porque están pensando en lo que les obligan a pensar, me parece fabuloso. a ver si escribes algo relativo al desenamoramiento tormentoso del que nunca pronunció “propera estació: carmel” :)
    un beso y sigue así.

  9. Lo mismo pasa en el metro de Madrid y en el de Valencia donde habla una mujer, aunque a mi me gusta mas la voz de la mujer del metro de Madrid. Es como mas sexi.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *