Lluvia

Cuando era niño y era invierno y llovía casi todas las tardes, así como sucede ahora que estamos en julio de 2005, me sentaba en el bumper trasero de un gris escarabajo Volkswagen (que pasó largas temporadas estacionado en el garage de mi casa) a ver llover. Había algo hipnótico en aquellos aguaceros vespertinos. Al finalizar la función, quedaba tan fresco y renovado como queda el ambiente después de la lluvia, y ya podía sacar mi pelota plástica y decirle a mi hermano que se apurara a salir.

19 Comments

  1. yo aun me quedo hipnótico a ver caer la lluvia, que por aca es fría e inclemente, no como los tibios aguaceros de Guate. Me siento a seguir los rios artificiales de las calles.
    Por cierto tambien tuvimos un escarabajo, color azul.

  2. Yo me quedo idiotizada con cualquier tipo de lluvia. Aca para donde vivo tenemostemperatura de 49 grados y suele asender mas, aparte no llueve, y en verano nos aplican los tandeos en donde solo tenemos agua por cuatro horas, asi que ver agua aunque sea en botella, me emociona, Besos.
    Y si me baño a diario eh!

  3. Gran post José Joaquín, a mi también me hechiza la lluvia y me produce recuerdos de todo tipo pero diste justo en el clavo con los recuerdos de la niñez, porque quien no lo hizo no sabe lo increible que es jugar una “chamusca” en plena calle, con la pelota de plástico, dos piedras de portería y corriendo entre los charcos sintiéndose Gary Lineker (el goleador del mundial de mexico 86) o Zico, o Maradona o quien quiera que fuera nuestro ídolo de aquel entonces y sabiendo que en cuanto entrara a la casa iba a ser el blanco de la ira de la mama o de la abuela, por lo sucio que dejaba uno la ropa. Y que me decís de jugar durante la lluvia? Eso si era lo máximo.

  4. El cantautor español Jose Luis Perales en una entrevista hace años contaba que sus mejores canciones fueron inspiradas cuando solía llover o en época de otoño.

    En cambio, en Guatemala se acaba de anunciar que miles de personas están en peligro por los deslaves que el exceso de agua de la lluvia ha provocado al igual que en Colombia y Venezuela.

    Los mejores recuerdos de todo lo que está a nuestro alrededor son aquellos que nos traen esas experiencias inolvidables que de niños nos marcan y muchos llevamos en común, como el esperar que la lluvia termine de caer para jugar con una de tantas pelotas plásticas roja, verde, azul o hasta grises habían, que muchas veces se trababan en las casas de el barrio o la colonia, y cuidadito que cayeran en el patio de doña Carlota, quién por lo que supe, ponchó más de cien en su época de religiosa.

  5. La lluvia es muy buena JJ, me encantan los días de lluvia, por aca por Izabal llueve bastante, y con mi hermano nos gusta jugar pero cuando esta lloviendo, por que segun mi hermano “es mas facil y mas divertido tirarse una barrida cuando esta lloviendo que cuando el terreno estas seco”. Y yo aseguro eso.

  6. La lluvia en guate es lo mas cool. A mi me encantaba salir a correr debajo de la lluvia, en especial los sabados por la manana. En ese entonces el boulevard ese que va del colegio austriaco y pasa cereca de la del Valle y va para VH (no me recuerdo del nombre) no tenia gran trafico. Uno podia correr tranquilo y escuchar sus pasos. Ahora con el trafico cerXXX y con el humo de las camionetas salir a correr debajo de la lluvia no es gracia.

  7. No hay nada como ser niño y ver llover, te obliga a pensar ¿no? Un poco de introspección no le viene mal a nadie y menos a los niños… Ahora los inturrumpe la TV y arruina las cosas, pero si hay tormenta no queda otra que apagarla.
    Ahora suelo acompañar a la lluvia de una taza de buen cafe.
    (Lapsus estupidus: no hay nada como una buena tormenta con truenos y todos sus efectos especiales, me ahorro lo del cine y disfruto de una buena lica de devastación)
    saludos,

  8. Con cinco hermanos (solo hombres) que mejor que salir a hacerla de “machetona” a brincar y jugar en el lodo y las zanjas de la colonia mientras llovia, con las pelotas de plastico o alguna otra que se podría inventar la genialidad de un niño, encima porque los juegos de “niñas” no cazan con ese entorno.

  9. JJ me trajiste recuerdos gratos, acostarme en un rinconcito seco debajo del picop de mi viejo, cuando todavía estaba, a ver cómo se transformaba todo, y luego al salir el sol aquel olor peculiar que le queda a todo después de la lluvia.

  10. bonito, real, inmediato…

    seguíle al niño… no vaya a ser que en una de ésas te empapés de años, sin el coleccionable vocho respectivo, con tu hermano en una caja 1.80 bajo tierra y el calentamiento global en pleno invierno… sería triste…

    abrazos, seguimos cableados…

  11. Siempre he disfrutado de practicar futbol bajo la lluvia, pero por solidaridad a mi mamá y a la lavadora de ropa he dejado de hacerlo. Asi que lo cambie por la natación, pero según Conred, mis maestros de Educación Física, el Insivuhme y las Estadisticas, existe la probabilidad de que un rayo caiga, y la piscina se convierta en un caldo con sabor a mí. Pero como es imposible que caiga un rayo en el mismo sitio dos veces, quizas me atreva a hacerlo de nuevo.

  12. Ah la lluvia, la lluvia ejerce un cierto poder sobre mi persona. Me hechiza me exalta, me hace vibrar.
    las mejores tormentas de mi vida las he grabado y las reproduzco en las cálidas noches de sequía. Gracias por hacerme recordar esos agaceros.

  13. Recuerdo cuando niña, de vacaciones en Sonora en casa de mi Abuela, tiempo de lluvia, mi rostro pegado a la ventana, la calle convertida en rio y el cielo iluminado por las centellas,mi Abuela diciendo: ¡Niña retirate¡ ¡Maravilloso espectaculo¡ y despues el croac de ranas y sapos, los juegos con mis primos y primas, y mi abuela preparandonos atole de pechita, ¡Que Felicidad me embargaba¡ Hace mas de 18 Años que no los veo ¡LLUVIA CUANDO VOVERAS¡

  14. Cuando las lluvias tormentosas reales, o de la vida, estan fuertes, hay que recor-
    dar:”ESTO PASARA” y cuando los dias son muy soleados, recordar:”ESTO PASARA”. El equilibrio de la naturaleza, es como el de nuestra vida. A veces lloviendo, a veces dias soleados. Gocemoslos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *