La verdad del caso McDonald’s

En la última semana, ha entrado mucha gente a este sitio intrigada por la historia del payaso Ronald McDonald que cobró vida y asustó a dos empleados de la cadena McDonald’s la noche de un viernes santo. El caso no ha sido el único y al parecer en otros lugares como Cuernavaca ha cobrado vidas humanas. Según algunos amables lectores, en la edición de esta semana del programa Otro Rollo, se tratará este tema como consecuencia de la publicación de esta página.

Conscientes de la responsabilidad que tenemos ante la cybersociedad, los editores de esta página decidimos hacer una investigación al respecto. Si usted es sensible a las emociones fuertes, recomendamos la interrupción de la lectura en este preciso instante.

Hechos
Las historias que circulan por la red, coinciden en que el payaso que está sentado en una banca afuera de los restaurantes McDonald’s ha cobrado vida, y en algunas ocasiones, el susto ha causado la locura y hasta la muerte de las personas que han presenciado el hecho.

Pruebas
La prueba más contundente e irrefutable de que el hecho ha sucedido, es esta fotografía. En ella se puede observar claramente cómo el payaso habla respondiendo a un comentario que un valiente investigador le hace. En ocasiones el muñeco puede mostrar oscuras intenciones sexuales como se puede observar en esta otra fotografía (nótese la posición de la mano izquierda del Ronald).

La policía en algunos lugares ha hecho eco de las denuncias y ha llevado a la horca al maléfico payaso. Hay algunos que intentan amedrentar a Ronald con sus fusiles de alto calibre. Ante esto, la transnacional ha invertido más en la seguridad para McDonald’s.

Sin embargo, la imagen más impactante encontrada en nuestra investigación es la que halló el parapsicólogo Perico de los Palotes, un científico español de prestigio mundial. Utilizando avanzadas técnicas de tratamiento de imágenes de los Palotes descubrió la verdadera cara de Ronald McDonald. Es escalofriante.

Recomendaciones
No se siente a la par del muñeco ni mucho menos siente a sus hijos. En cualquier momento el diabólico Ronald puede cobrar vida. Si usted es católico recomendamos que eche agua bendita al muñeco la próxima vez que visite un restaurante de la cadena McDonald’s. Instamos a todos los científicos serios a hacer sus propias investigaciones, porque hay algo que la cadena estadounidense nos está ocultando, y no es bueno.

633 Comments

  1. la verdad es que yo si creo en eso y por eso nunca voy a un restauran como esos gracias por e scucharme

  2. Se me hace de poco IQ que crean palabras de alguien con mala ortografía… No creen que si eso fuera cierto ya no existieran esos Ronald de plástico?

    Es solo una mentira. Les apuesto que el que creó este artículo es un trabajador de algún restaurante que creen que es competencia para Mcdonald’s. Además… Yo se como es adentro porque mi tía trabaja ahí y nada de lo que hay ahí es asqueroso… Al contrario cada media hora se tienen que lavar las manos y brazos. Pero que bonito hacer rumores falsos de otro restaurante para que te refuten de esta manera. Hasta pronto

  3. Pura mentira, esas no son pruebas weon una imagen estaba borrada, la otra ni si quiera se a movido en esa foto el jodido muñeco y la tercera es photoshop, pinshies mentirosos

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *