La cola del banco

Si vas al banco el día de pago cuando saliste tarde por culpa de López el contador, y necesitás el pisto para invitar a la chava de la recepción que al final de las cansadas te aceptó un cine, seguro encontrás que la cola sale del banco y termina a mitad de la cuadra. Resignado hacés la cola y tenés que estar ojo al macho para que nadie se cuele y cuando llegás a la puerta le caés mal al policía, que te registra hasta los zapatos y te dice que no alegués porque sinó no te deja entrar. Y entrás y no hay sistema, esperás media hora rezando para que vuelva y parece que dios sí te hizo caso y vuelve, pero sólo faltan 25 minutos para que cierren el banco y todavía hay cola. La cola empieza a avanzar y todo parece ir mejor, está caminando y llega hasta tres turnos antes que vos pero sólo un cajero atendiendo. Y pasan dos de los tres y ya sentís un poco de alivio, porque ya con el pisto invitarás a la recepcionista —que te está esperando en el edificio—, que no es que esté tan rica que digamos, pero tiene ese nosequé, usa un perfume que le queda rebién, es amable y buena onda, y cuando se pone su minifalda gris se ve fenomenal. Vas a ser chistoso, ameno y romántico, vas a sacar tu genial repertorio de frases ocurrentes y a la recepcionista no le va a quedar más remedio que darte un ardiente beso con lengüita, signo inequívoco de que este arroz ya se coció. Pero resulta que el tipo que está delante de vos en la cola, cuando le toca su turno saca de su portafolio mil cheques con mil depósitos y el desgraciado, ajeno a tu causa desesperada, no voltea a ver para que vos podás decirle que sólo vas a cambiar un pinche cheque. Cierran la puerta del banco y ya sólo vos y el cuate de los mil depósitos están de clientes. Por fin llegás a la ventanilla y el cajero te asusta diciendo que no hay fondos. No puede ser, le decís vos casi histérico y él vuelve a revisar la pantalla y sí tiene fondos y te paga. Salís del banco hecho pistola para regresar al edificio y entonces mirás que la recepcionista ya no te esperó y justo está cruzando la esquina con López, el contador maldito que te pagó tarde para arruinarte la vida.

22 Comments

  1. bueno que te pase eso vos por pelado y andar corriendo a ultima hora al banco… si tenés compu pa’l blog porqué no la usás pa’l pisto también.

    —-

    Sorry por el spam, pero recién pusé mi primer videoblog chapin y quiero invitarlos a que lo vean…
    soychapin.blogspot.com

  2. ah.. se me olvidó… dos cosas.
    Primero, para eso están las tarjetas de crédito… así se cose más rápido el arroz por la impresionada que andás con Plata.

    Segundo, en cuan to al videoblog.. como soy medio plástico tengo un logo de guateAmala pa que no digan que no advertí…

  3. Pequeñas instrucciones para leer este blog: lean, crean y vivan la historia y no se pregunten cómo habría sido mejor o cómo lo hubieran vivido ustedes. Sólo acéptenla, tal cual. Y no se pregunten en qué parte está el autor, nunca se les contestará porque no tendría chiste; muchas veces el autor ni siquiera está en escena. Sólo son historias posibles, una pequeña ventana a la vida de otros, un bosquejo costumbrista con la única intención de entretener.

  4. Hay que darle riata a López (por mala onda), y es que la secre tambien se ve que es algo regalada. Colas en los Bancos como se ve que la mara ya no usa cash y es que me da la oportunidad de madrear a los gerentes de banco que solo dejan a un cajero para que sude el sueldo y depues porque muchos se cambian de Banco.

  5. Definitivamente la chava era una interesada, se fue con el que maneja mas pisto. Por que no optas por el puesto de contador de la empresa? y te vengas de todos y te quedas con las secres… :P

  6. Yo pienso alreves. Ahi al que hay que “coscorronear” por lento es al “chato” que dejo todo a ultima hora… Si tanto ansiaba salir con la secre, y por fin esta accedio, porque no se puso mas pilas? Porque no pidio “pisto” prestado a un su cuate… Ah no… si asi es de cruel el mundo! Camaron que se duerme, se lo lleva la corriente!
    Lopez, se porto pilas. Un premio a Lopez. La secre, pues bueno… viendolo friamente, penso mas en su costo/beneficio. Aunque claro esta, el “chato” ha de haber quedado ardido que lo cambiaron por Lopez.. y ahora andara diciendo que la secre es un aprovechada (y talvez si lo sea), y una “pupi”, entre otras cosas… pero eso, lo dice por ardido.
    La secre, ojala no se haya equivocado al escoger a Lopez, y todo le salga segun planeo su costo/benefico…
    Lo bueno que el “chato” puede sacar de esta historia, es que estoy seguro no le vuelven a mover la silla!!!

  7. López es primo del cajero y desde temprano esa mañana ya se habían puesto de acuerdo. Fue mientras tomaban el café con piquete que decidieron entretenerte y dejar la recepcionista fuera de tu alcance. Pero lo que no saben es que la antes mecionada ya le tiene echado el ojo al chofer del negocio de enfrente, todo con tal de pasearse el finde semana, en el auto nuevo color rojo.

  8. Creo que ibas bien, incluso la narración dió lugar a un par de vueltas “inesperadas”…el final…la verdad muy clásico…hubiese sido mejor que López (que me recordó mucho las películas de Cantinflas con “Lopitos”, en Guate creo que dirían -el contador-, -el pollo-, -el chucho-), para darle otro giro inesperado, se acercara de la mano de la recepcionista (que por lo regular se llama Claudia) y dijera “mirá, Claudia me contó que iban al cine pero te quiero pedir favor que te lleves a los nenes -porque Clauida y “Lopez” llevaban 5 años de casados y vos no sabías…

  9. Mira vos,
    La culpa del atraso la tuvo el Gerente que le andaba echando los perros a su asistente y se fueron ese día al Ovni por la mañana.
    El cuate se olvidó de firmar los cheques que le deje desde el día anterior en su escritorio.
    En cuanto a “Claudita” (la recepcionista), ni modo, ya estaba aburrida de esperar, y me ofrecí a llevarla a su casa, en el camino la invité a un cafecito y una crepa de jamón. Igual, y no quería ir al cine, porque no habían buenos títulos, solo estaba la del Aro 2, y las de miedo no le gustan. (se la creyeron ?????)

  10. De casualidad no era una agencia de ¿Bancafé?.

    El chato ya de mascado con el banco se puso a investigar y descubrió lo de las offshore y por eso quebró el banco.

    De alguna forma se tenía que desquitar ¿no?

  11. Hola Josejoaking. Gracias por visitarme. Del concurso no me preocupo pero si me sirve para conocer más blogs de centroamérica pues ¡gracias igual! Te invito a quedarte un rato más en el mío. El tuyo está bien “de ahuevo”.

  12. jajaja me da mucha risa, yo trabajo en el sector bancario y si he sabido de casos como este, desesperantes pero ni modo, hay que darle sus madrazos a lopez =)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *