De médicos

Un médico comenta con un colega sobre la mala situación de su consultorio.

——La situación está jodida vos, no llega la gente —se lamenta el médico.

——Vos no te ahuevés, hacé lo que yo hice ——contesta su colega con orgullo.

——¿Y vos que hiciste pues?

——Mirá, un día llegó una vieja de pisto con un su dolor en el estómago y yo le dije que era apendicitis y que había que operar de emergencia. Diez mil mangos de un solo mano. Uno tiene que ver cómo se las arregla.

5 Comments

  1. de esos hay muchos!!!…
    Cambiando el tema, felicitaciones, me he divertido mucho leyendo tu blog, tienes talento!.

  2. Es triste y es real, pero no todos los medicos son asi. Mi padre es un medico rural retirado y he visto en el tal pasion en su trabajo que de otra manera seria imposible llevarlo a cabo… la realidad en los pequeños pueblos es muy distinta a la de los medicos de ciudad.
    Mi padre ha creado un blog donde cuenta alguna de sus increibles y a veces tristes historias que su profesion le ha hecho vivir… las pueden ver en:
    http://corazonchito.blogspot.com
    Un saludo y felicitaciones por su pagina

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *