Cosas que pasan

Una vez me puse a correr como loco en la universidad. Me tiraba al pavimento y me levantaba como si nada, no me dolía, volvía a tirarme y no me dolía. Parecía que tenía suficiente energía para correr eternamente, yo era el maldito supermán. Me reía puro idiota y seguía corriendo. Salí de la ciudad universitaria y me fui para la casa por el periférico, y seguía corriendo a toda velocidad, sin cansarme. Y me ponía enfrente de los trailers y justo cuando me iban a pegar me tiraba a un lado y los esquivaba y me reía de ellos puro loco. Y después seguía corriendo a toda velocidad, y no podía detenerme, de pronto tenía toda esa energía acumulada de años de estar bien portado atendiendo y haciendo caso de todas las reglas de la sociedad. Llegué a mi casa y no abrí la puerta, de un brinco me salté la pared y estaba adentro y entré y no había nadie ni nada, era sólo una casa vacía y entonces me puse a caminar por las paredes y el techo y hacía triples saltos mortales y me tiraba de cabeza y rebotaba y caía parado. Cuando me aburrí salí otra vez a la calle y corrí y corrí y empecé a angustiarme porque no me sentía cansado y no podía parar, cuándo se va acabar esto, pensaba. Ya cuando iba llegando a Antigua Guatemala, decidí parar y sentarme en una banqueta al lado de la carretera, a esperar que se desacelerara mi corazón, porque en una de esas podía explotar. Tomé una camioneta para regresar a la casa, y cuando llegué todo estaba de nuevo en su lugar, para mi alivio. Entré a mi dormitorio y dormí por los siguientes tres días.

21 Comments

  1. A Kafka le pasó algo parecido cuando eacribía una de sus últimas obras. Lo trataron en el Richthaussenhopital y lo diagnosticaron de metamorfositis del hipocampo.
    No suele ser importante… aunque en caso de reincidir pudieras terminar con un Principe de asturias o algo mas grave.

  2. Por principio no es yerba, son hongos que aquí en México son muy famosos en el estado de Oaxaca, en los años 60 y 70, fueron muy conocidos a nivel mundial, muchos extranjeros venian a consumirlos y saber acerca de ellos.

  3. Han visto esos carteles de “No pisar la hierba” en las universidades?

    Si ésto sucedió en la USAC, probablemente JJ no vio el cartel que decía “Prohibido fumarse la hierba”

    :P

  4. no digais bobadas los del hidropónico y la yerba, eso no te lo hace ninguna yerba q se conozca, eso como muy bien dice JUAN son hongos, ahí ya no me meto porq no tengo ni idea, pero os aseguro con toda firmeza y no me quemo que eso no le pasa a NADIE EN EL MUNDO por muchas plantas que se fume de yerba

  5. No me digas !!!! Wau! que bàrbaro. Ya sè! Te secuestraron alienìgenas y desde entonces sufres episodios de este tipo. No hombre deja esos vicios a saber que “cocktails” haces.

  6. pues ami tbm me sucedioe so y no fue por causa de las drogas si no por la falta de dinero , y q tuve q artranchar una cartera y correr.

  7. Hola… un poco atrasado el comentario, pero es que recién descubrí tu blog el sábado. :)

    Que se me hace que te dió el “Síndrome Forrest Gump”.

    Cuídate.

  8. Oye a mi me pasa cuando estoy muy enojada , y necesito liberar esa mala energia y me da por caminar y caminar ,o a veces correr , pero asi como tu lo describes , mas cuando llegas a tu casa , es porque creo que estabas bajo la influencia de algo muy fuerte. Ojo con eso se te puede parar el corazon.

  9. no creo que ninguna marihuana cause ese efectoalgunos hongos ,seuro,pero me inclino por lqas anfetaminas,dietilpropion,pemolina,con esas si caminas por las paredes y pedis por favor bajar

  10. Bueno… Tal vez estuviste por primera vez con maria juakina y luego le pegaste dos buenos jalones al pollito opio! opio! Se que los hongos te dan alucinaciones pero no te ponen tan euforico, para eso necesitas mezclar y como nadie se ateve a mezclar hongos con opio, pues sencillamente lograste un efecto con tetrahidorcanavinolcompuesto y el pollito ya antes mencionado.
    Todos reaccionan diferente, a algunos les da por ver a mickey mouse y la felicidad que les causa les acelera el corazon y de ahí las maratones y brincos.
    (Que conste que todo eso lo aprendi leyendo, hay que leer, hay que leer!)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *